Skip to content

Nieve en primavera 

octubre 22, 2012

Nieve en primavera

Las cerezas que tan verdaderas fueron
en su prodigioso rojo turbio, apenas percibido,
han desnudado sus labios de color,
y de pronto la pulpa, en su masa turgente, ya sin remedio,
se ha vaciado,
en el cansancio, su lábil yugo, de imperfecta simetría
y misterioso acorde, se ha desabrochado.
Niego ojos y corazón a lo que comenzó
fundido entre las sombras, y otras ramas,
con un siempre, un todavía, contra el curso
irrevocable de los días y el germen
del instante ya pasado…
Se me petrifica la raíz, enteramente,
y el dolor marmóreo en mi sangre se compacta, indiferente,
distanciando la savia del fruto antes encarnado.
Quisiera ser sarmiento pujante
que se multiplica en el silencio oscuro y soterrado.
Tan solo paz dulcísima en la tierra sin mancha
que contempla, gota a gota, la nube
y el rumoroso sol, claridad que en su vientre evidencia
lo vivaz y lo podrido.
El mundo vuelve a reiterar sus ciclos, dejándose llevar,
y habla desde su esplendor dormido y renovado,
habla de tu ayer caliente entre mis venas,
y del hoy, un súbito recuerdo afable,
sin aflicción y sin angustia, un fugaz pensamiento
acaso dulcificado…

Eva Registered & Protected
© copyright 2012-10-21 19:04:12 – All Rights Reserved

Anuncios

From → Poesía

One Comment
  1. “No podía olvidar que estas palabras se irían borrando de su memoria copo a copo, nieve de primavera bajo el sol.”

    un gran abrazo, laikeva 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: