Skip to content

Fenix

septiembre 26, 2012

Fenix

¡Hace tantos soles que me mojas y verdeces!
¡Hace tanto tiempo que invisible, como un soplo,
te hundes en mi pecho y me congregas!
Tus iridiscencias me sacuden y golpean
y sin hacer ruido en tu corazón me integras.

Estas aquí , en cada gota de tinta que me alienta,
en cada mineral que con trabajo el hombre templa,
dando forma y bordes al polvo y al viento
que lo agrupa y sedimenta.

Tú, el fuego líquido, público y publicado,
que me salpica y prende, que pone el mundo
a los pies del cuerpo como una ofrenda
que, a pincel, la pasión enciende…

Pegado a tu tuétano el vapor cumplido de un fénix
que dormita mientras nieva muy dentro de la osamenta;
luz de lucidez helada, gélidas esporas en el latir del pulso
que me lleva,
vivaz de venenos que conjugan del barro música y belleza,
lívido de savia y sangre , de espinas y espirales,
de fiebre que macera…

Contagiada de ti, ebria de tu aliento y tus contornos,
te dibujo, gesticulando en el vacío con los dedos,
mientras niego ojos a tus lágrimas balbucientes,
mezcla de luz y de tinieblas…
Mi alma entera se deshoja en las estaciones que despiertas,
convulsa de relámpagos y soleada primavera.
Soy toda tú, fenix, sol y sal de tierra…

Eva Registered & Protected
© copyright 2012-09-26 17:58:20 – All Rights Reserved

Anuncios

From → Poesía

One Comment
  1. ¡Cuánta belleza junta en tus palabras! Me dejas sin respiración con tus metáforas. Muy bonito, si señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: