Skip to content

Corporeidad de las dudas

junio 4, 2012

Corporeidad de las dudas

Quédate ahí, de pie con los ojos cerrados,
donde mis ojos nacieron,
siguiendo la órbita de una luna clara que te huye,
contemplando lo invisible de un firmamento suspendido.
Tú y yo, y este abandono tan raramente humano,
insospechado, entre dos mundos que se tocan.

Este momento sublime ha encogido el universo
en un punto inasible
que parece nunca haber existido.
Impalpable eje, donde oscuridad y luz se reconcilian,
se unen o separan sin darse apenas cuenta,
y se esparcen y cubren y salpican
dibujando horizontes esquivos y transidos.

En torno a ti un intenso mar de dudas,
tan quimérico y real como la sangre
que traspasa el ser cuando el corazón palpita.
Todo en un instante, prolongado y efímero,
que de tanta ingenuidad hace inmaculado lo que así nace.
¡Mirada líquida, virgen y honda, dentro del otro!

Quédate ahí de pie con el cuerpo agotado y roto,
sólo existe el deseo cuando el instinto avanza,
se puede escuchar en el silencio, vibrando,
como las cuerdas de un violín templado e inquieto.
Sonido de gracia sin límites, que despierta
un hambre antigua y un fuego que arde
sin dejar cenizas

¡Tú eres yo y yo soy tú!
¡Todo es posible de repente!
Somos cuerpos ajenos a las estaciones del año,
preguntas desnudas,
que recorren a ciegas el camino conocido.

Somos nómadas alrededor de una fogata,
acariciando una franja de cielo
donde las estrellas siguen creciendo,
antes de comenzar a desaparecer
con cada hebra de sol naciente.

¡A tientas! a tientas te veo y me ves,
flores sin carne y de carne toda en el silente ruido,
nuestras manos lamen esta primera luminiscencia
que envuelve la triste y nocturna letanía.
Azabache que se mueve y pasa,
y antes de morir se asoma
al olvido para siempre.

El reloj dibuja el cansancio que congela el movimiento
y adormece las cimas de la dicha…
La arena espera su turno,
escondida, tras una fina bruma sin peso.
Desabrocho la languidez, tierna, con que me abrazas
y recojo las velas atadas a tu cuello.

¡Te dejo ir, pero vuelve! me susurras al oído…
Estoy erguida, desafiando a la cotidiana rutina de afuera,
que da el ser a criaturas vagas y concretas,
¡tal vez solo existen en tu seso!
¡Vendré de nuevo a ti! ¿Lo dudas?
¿ Acaso no sabe el cielo de las imaginarias líneas
que sobre la mar se acuestan?

Eres la sincera constante de estas palabras que se abren,
inevitablemente, al laberinto que eres…
Después, verbos sin bordes, melancolía y añoranza.
La aurora se va colando por la oquedad donde comienza tu ausencia,
un relieve irrevocable, un tajo largo, un vasto vacío
que invade mi pecho y se ase a si mismo
y a la savia púrpura que da volumen a mis latidos.

Eva Registered & Protected

© copyright 2012-05-29 12:27:27 UTC – All Rights Reserved

Anuncios

From → Poesía

7 comentarios
  1. borgeano permalink

    ¿Pero es que me lo haces a propósito o qué? Porque sólo atino a decir lo que tú ya sabes que no me gusta decir. “estupendo. Bello, etc.” Pero menos que caer en ello.
    Y lo que ocurre es que el culpable soy yo. Me explico: he caído, sin darme cuenta, en el error estructuralista de leer el poema línea por línea. Esto nos (me) lleva a supeditar el verso al poema; aunque me salva del otro error en el que suele caer un gran número de personas: el de considerar el poema como un todo en sí mismo, independientemente del contenido. Entonces, ¿en qué quedamos? el todo o la parte. pues eso: ni lo uno ni lo otro; sino lo uno más lo otro. (Acabo de darme cuenta de que estoy diciendo cosas que tú ya sabes, bueno, pues haz de cuenta de que me las estoy diciendo a mí mismo).
    Y algo de eso hay; por eso me veo en la disyuntiva de decir, simplemente “Bello” y la de analizar el poema en sus diferentes versos. Así que creo que, a partir de ahora usaré una escala para comentártelos. Algo así como 8/10 ó 65.3/100 (ya que tenemos tan cerca los juegos olímpicos). Bien, bromas aparte, el poema me gustó; se mantiene en la misma tónica que el anterior, pero es mucho mejor que los primeros que publicaste por aquí (Muay Thai o Saetas de Eros son demasiado literales).
    Por último, me quedo con estos versos:
    “sólo existe el deseo cuando el instinto avanza”
    “nuestras manos lamen esta primera luminiscencia”
    “Tú y yo, y este abandono tan raramente humano” (abandono raramente humano es estupendo).

    no me gusta la palabra “seso”. Ya la has usado en un poema anterior; pero es algo que me hace detener el ritmo de la lectura. Por supuesto, el problema es mío, pero es lo único que no digerí bien del poema.

    Kss´s

    • Eres muy comedido en la forma, tan sutil, de enfocar la crítica…
      Sé que podrías enseñarme muchas cosas y ponerme en la buena senda de tanta otras…Ves? hoy el Atlántico me parece cerrado a bloque.
      Bsos Borgeano.

      • borgeano permalink

        Pues no sé por qué. El poema me gustó mucho y el problema es mío, que no sé qué decir. Mira, trataré de explicarme mejor. Yo, además de un diario y de los textos habituales, tengo algunas carpetas con anotaciones (no me animo a usar la palabra “crítica”) de cada libro que leo. Y lo que me ocurre es que, cuanto más me gusta un libro, menos escribo sobre él. Un libro que me gusta poco me deja más “tela” para cortar, etc.
        El comentario anterior, más que una crítica a tu poema fue una “autocrítica”, un “autoanálisis”.
        El poema está muy bien. Nada que decir.
        Kss´s

  2. me ha encantado/emocionado el cuerpo de tus dudas, la búsqueda de una nota que vibre en la misma frecuencia… pero es que además está incluida en el mismo poema:

    “Tú eres yo y yo soy tú” … esa es la frecuencia en la que vibramos todos

    Bsos, laikeva

    • Xavier, así debe ser incluso cuando solo acudimos a la empatía como nexo de unión. Si se trata de amor, con más razón…

      Bsos, ^o^

  3. Hola. Mis comentarios sí son fáciles de digerir: me ha gustado mucho. Pero son necesarios todos los comentarios tanto este simple como los profundos. Un abrazo.

    • Gracias Ewal. Bsos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: