Skip to content

Alcaloide de lunaria 

marzo 12, 2012

Alcaloide de lunaria

Sosegados pasan los cuerpos
que el amor no destruye.
¿Quien contuvo el aliento
para morir día a día?
La juventud va pasando
como el río pasa el valle,
y ve alejarse su melancólica prosodia .

Después de la caricia
y la fantasía de los juegos,
queda turbio y lejano el rumor.
Yo quería escalar
tus almenados muros,
quería, yo, quería,
conocer la esencia de tu olor.
Como si fuera posible, con un dedo,
una mota de bosque agarrar.

Otras veces lo he dicho,
debe el ángel proseguir su senda,
elevar la mirada sobre
los infinitos y prístinos azules.
Cantando el gozo de existir
en su reino de leyenda.

Bajo su fría capa
la noche se hace perfecta.
Resbalando sobre cuerpos y campos
en su persistente forma incierta.
Oscurece todo cuanto toca, y la luz,
se hace pequeñita y abdica toda
de la sombra en pos.

En torno a ti, un boceto inacabado,
¿ Y si hubiera sido más completa
nuestra historia?
¿Todo el deseo entre las manos de
lo incierto encarcelado?
No, nunca bebí de tus manos la magia,
no, nunca bebí de tu boca el elixir
que restaña el alma, el alcaloide
de lunaria…

Eva Registered & Protected

Anuncios

From → Poesía

One Comment
  1. Gracias. Bsos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: