Skip to content

Saber VER, saber MIRAR

marzo 6, 2012

Actividades de “Educación para la ciudadanía”

“El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos caminos sino en tener nuevos ojos.” Marcel Proust

Saber VER, saber MIRAR

1/ ¿ Cuál crees que es la idea principal?

Que el ser humano es siempre revelador si sabemos mirar con atención. Hay personas que saben mucho de muchas cosas sin embargo no son conscientes, del todo, de algo tan básico como saber contemplar la realidad y no dejarse llevar por las apariencias que nos brindan los sentidos ( sonidos, imágenes, palabras, etc.) Por ello el ser humano está en constante evolución, no hay límites de edad para aprender y/o crecer. Además en nuestras interrelaciones siempre nos enriquecemos y enriquecemos a los demás.

2/ ¿ Qué es lo que más te ha llamado la atención de la historia? ¿ Por qué?

Me ha llamado la atención el episodio del espejo, el viejo tan culto en arte parecía estar actuando para un público menos docto o sabio que él con el que iba a compartir esos conocimientos y lograr , de paso, reconocimiento. En realidad es cierto, en cierta medida todos estamos siempre en un gran escenario, el de nuestra vida. La idea viene de antiguo y, en cierta medida, así es la vida como decía Calderón de la Barca:

“No olvides que es comedia nuestra vida
y teatro de farsa el mundo todo
que muda el aparato por instantes
y que todos en él somos farsantes;
acuérdate que Dios, de esta comedia
de argumento tan grande y tan difuso,
es autor que la hizo y la compuso.
al que dio papel breve,
solo le tocó hacerle como debe;
y al que se le dio largo,
solo el hacerle bien dejó a su cargo.
Si te mandó que hicieses
la persona de un pobre o un esclavo,
de un rey o de un tullido,
haz el papel que Dios te ha repartido;
pues solo está a tu cuenta
hacer con perfección el personaje,
en obras, en acciones, en lenguaje;
que al repartir los dichos y papeles,
la representación o mucha o poca
solo al autor de la comedia toca.”

La cuestión es descubrir de verdad, sabiendo ver y mirar, el papel que cada uno tiene o quiere representar en esta vida. Si queremos que nuestra vida sea coherente y con verdadero sentido este “teatro”, sus “escenas” nos ofrecen el lugar idóneo para hacer coincidir la apariencia con la realidad, para identificarnos con el papel, para encarnarlo en fructífero diálogo con los demás Saber escuchar y mirar es aquí fundamental, quien de verdad sabe mirar sabe captar todos los matices que los “otros” nos revelan o quieren revelar, es más , aprendemos a su vez a revelarnos a los otros.

¿ Por qué?

Porque el episodio del espejo pone de manifiesto nuestro egoísmo o egolatría natural. Queremos ser los mejores, los más listos, los más guapos, los más especiales y no nos damos cuenta de que sin los demás nuestra vida se empobrece a extremos de hacernos enfrentarnos a nuestras propias miserias humanas, nuestras propias incoherencias

3/ ¿ Cuál es la moraleja de esta historia?

Ver a los demás es más fácil que mirarles de verdad. Mirar de verdad requiere esfuerzo, se precisa una actitud interior que propicie el acercamiento a los demás. Se requiere esfuerzo y lleva tiempo: se necesita paciencia y tolerancia sobre todo porque nos vamos a tropezar muchas veces con la hipocresía, social o individual, esa hipocresía hará que apariencia y realidad no siempre coincidan, pero la meta es ésa. No se puede aparentar lo que no se es todo el tiempo, no se puede engañar a todos todo el tiempo , además ¿ merece la pena?. Se trata de ser quienes somos y estar satisfechos por ello, se trata de soñar y luchar por metas, se trata de vivir y aprender a vivir sin hacernos daño ni hacer daño, gratuito a los demás. se puede aparentar lo que se debe o se desea ser, pero se trata de conseguirlo realmente. Nos equivocaremos mil veces, el error sirve como nuevo comienzo. Reconocer nuestros errores es dar el primer paso para garantizar que hemos hecho de nuestra vida algo bueno. Rectificar el rumbo una y otra vez es mil veces bueno y humano.

4/ Con frecuencia tardamos en reconocer y admitir nuestras propias faltas, que parecen muy grandes cuando las vemos en los demás. ¿ Crees que eso sucede a menudo? ¿ Por qué crees que es así?

Sucede con frecuencia porque somos humanos. Nuestra condición humana no está exenta de egoísmo, egocentrismo, inmodestia, pedantería , etc. Es más fácil observar a los demás y ver los errores ajenos que los propios. Los errores propios a veces nos dejan con el “culo al aire”. Vamos forjando nuestra propia identidad lo mejor que sabemos y podemos pero siempre terminamos descubriendo que lo no auténtico, lo aparente se disuelve como una tormenta de verano y nos quedamos frente al espejo tal y como somos, sin hipocresías de por medio. Cada uno, en la soledad frente al espejo, hace y manifiesta lo que cada uno es, mostrando inevitablemente nuestro verdadero ser.


¿ Por qué crees que es así?

Como he dicho antes todos actuamos movidos por deseos e impulsos egoístas, pero las grandes lecciones de la vida no las podemos aprender de esos deseos e impulsos individuales, sino en la relación con los otros. Hay personas que han dejado huellas imborrables en nuestros corazones y mentes por su autenticidad. Son personas que han hecho coincidir realidad y ficción como manifestación de una verdad que representa compromiso vital con otros seres humanos. El compromiso, una vida comprometida con los demás, siempre lleva a la acción. Una forma de acción que trata de mejorar el mundo, que trata de descubrir los valores positivos de los demás, las cosas buenas que pueden aportar a la sociedad. Son personas que sin pedir grandes recompensas cultivan los valores que hacen que una sociedad pueda ser mejor.

5/ ¿ qué diferencias encuentras entre “saber ver” y “saber mirar”

Saber ver deviene del mundo de los sentidos y es en el hombre percepción y procedimiento o herramienta para acercarnos a la realidad del mundo, a comprender el mundo que nos rodea.

Saber mirar deviene de una “actitud vital” que se pone de manifiesto en las interacciones con los demás. Si miramos de verdad el mundo, los otros se nos revelan en esencia. Percibir e interpretar críticamente las imágenes y las formas del entorno, siendo sensible e interactuando con esas percepciones que del mundo y de los otros como parte del mundo recibimos.
Saber mirar nos lleva a saber comprender las relaciones entre realidad y apariencia. Poder elegir interactuar con los otros eligiendo la fórmula expresiva más adecuada en función de las necesidades que percibamos y a su vez tengamos.
Respetar y apreciar a los otros, superando estereotipos y convencionalismos y no elaborar juicios precipitados o prejuicios personales, nos permite crecer como seres humanos, permite que otros a nuestro alrededor crezcan y hace posible una sociedad mejor, un mundo mejor. Saber mirar nos permite también saber actuar con autonomía e iniciativa. Relacionarnos con otras personas adoptando actitudes de flexibilidad, solidaridad, interés y tolerancia, superando prejuicios y rechazando discriminaciones siempre conseguirán que el mundo mejore.
Yo quiero un mundo mejor ¿ Y tú?


Eva Registered & Protected

Anuncios

From → Trabajos IES

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: