Skip to content

Ley de la Dependencia

febrero 8, 2012

¿Qué es la ley de Dependencia?

( Nota : En negrita mi pensamiento/reflexión, en letra normal la información buscada y recopilada )

Introducción.-

La Ley de Dependencia, (aprobada en diciembre del 2006), es una Ley Universal a la que tienen derecho todos los ciudadanos y ciudadanas españoles que no pueden valerse por sí mismos por encontrarse en situación de dependencia. Con esta Ley nace el cuarto pilar del Estado de Bienestar, que configura el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia, conocido como el SAAD. A través de esta ley se pretende alcanzar la autonomía personal de las personas dependientes y de sus cuidadores. Para ello, el Estado y las Comunidades Autónomas, se han dotado de unos recursos y prestaciones a los que podrán acceder todas aquellas personas que cumplan los requisitos establecidos en la Ley de Dependencia
De la Ley de Dependencia extraemos las siguientes definiciones que nos ayudan a comprender qué se entiende por Autonomía, por Dependencia y cuales son los Grados de Dependencia.

Definiciones.-

Definición de Autonomía

Se entiende por Autonomía a “la capacidad de controlar, afrontar y tomar, por propia iniciativa, decisiones personales acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias, así como de desarrollar las actividades básicas de la vida diaria”.

Definición de Dependencia

Se entiende por Dependencia al “estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal”.

Actividades básicas de la vida diaria (ABVD)

Aquellas que permiten a la persona desenvolverse en un mínimo de autonomía e independencia, tales como: el cuidado personal,las actividades domésticas básicas, la movilidad esencial, reconocer
personas y objetos, orientarse, entender y ejecutar órdenes o tareas sencillas.

Grados de Dependencia

La Ley clasifica las situaciones de dependencia en tres grados.
Los organismos competentes de cada Comunidad Autónoma serán los encargados de aplicar el baremo de medición oficial y común a todo el estado. Este grado de dependencia sirve para repartir los recursos y prestaciones según las necesidades de cada caso.

Los grados de dependencia estipulados por la Ley de Dependencia son los siguientes.

1. Primer Grado o dependencia moderada:

Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día, (por ejemplo, para comer y beber, controlar la micción o la defecación, lavarse, vestirse…), o necesitan ayuda intermitente o limitada para mantener la autonomía personal.
2. Segundo Grado o dependencia severa:

Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requieren el apoyo permanente de un cuidador, o necesitan mucha ayuda para mantener la autonomía personal.
3. Tercer grado o gran dependencia:

Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía, necesitan el apoyo indispensable y continuo de otra persona, o bien tienen necesidad de ayuda total para mantener la autonomía personal.

Con el fin de poder asignar los recursos de forma justa en cada caso, y calificar cada situación, cada grado se ha subdividido en dos niveles. Mediante el Baremo ( sistema regulado de medición) de Medición oficial, a cada caso se le asignará una de las seis categorías.. La Ley de Dependencia repartirá equitativamente sus recursos entre estas seis categorías.

Aprobación de la ley.-

La Ley de Dependencia, aprobada en diciembre de 2006, representa un nuevo umbral histórico en el desarrollo de los derechos sociales y la consolidación del Estado de Bienestar en España.
Hemos conseguido universalizar los sistemas básicos de ese Estado: pensiones, educación y sanidad. Ahora ha llegado el momento de dar un paso más. Esta Ley representa la mayor medida de apoyo para las familias en los últimos años.

Ejercicios

¿ Cuál es el objetivo de la Ley de la dependencia?

Reconocer un nuevo derecho de ciudadanía en España: el derecho a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, mediante la creación de un Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). Por tanto los poderes públicos tienen la responsabilidad de adoptar las medidas legislativas necesarias para alcanzar la “plena igualdad de oportunidades y para garantizar la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios ofertados”

Principios fundamentales que inspiran la Ley de la dependencia:

• El carácter universal y público de las prestaciones.

• El acceso a las prestaciones en condiciones de igualdad y no discriminación.

• La participación de todas las Administraciones Públicas en el ejercicio de sus competencias

¿ Con qué medios y recurso cuenta?

La ley cuenta con la voluntad, coordinación y medios de los que dispongan todos los poderes públicos ( Poderes públicos es un término utilizado en ciencias políticas para designar al conjunto de los poderes del Estado, especialmente en su dimensión normativa y coercitiva) que constituyen el Estado del Bienestar en España. Puesto que la Ley ha sido presentada como elemento fundamental del Estado del Bienestar; y además de reconocer un nuevo derecho a los ciudadanos , crea un Sistema para la Dependencia que se equipara con los Sistemas de Salud, Pensiones y Educación, los cuales han sido hasta ahora las bases del Estado. De acuerdo con este criterio, la nueva Ley ha nacido para ser el cuarto pilar del Estado del Bienestar.

Por lo demás, y desde que el Estado de las Autonomías es una realidad, la participación del Estado Central pretende garantizar un marco permanente cuyo objetivo es conseguir una cierta homogeneización en todo el Estado, tanto en lo que se refiere a servicios como a prestaciones. De este modo, la protección social del Estado se extenderá a todos los niveles. Asimismo, con esta nueva Ley, la intervención de Estado nos lleva a un nuevo planteamiento, dado que el Estado ha establecido criterios básicos para este marco, los cuales han de tomarse en consideración en todo el Territorio.

Esto supone un cambio con respecto al modelo anterior. De alguna manera, obliga a reorganizar los servicios y ayudas que estaban a cargo de las comunidades autónomas, para ubicarlas en la recién creada red de Dependencia, adaptándolas a los usos y planteamientos que marca la Ley.

Procedimiento de la ley

Como ya hemos dicho, esta ley obliga a remodelar el “modelo de las comunidades autónomas” que hasta ahora se aplicaba. Nuestras Administraciones se están esforzando para adaptarse a esta nueva situación. Debemos tener en cuenta que la Ley marca principios y normas generales, pero que después, para poder ejecutarlas, han de ser desarrolladas mediante otras normas o decretos en cada Territorio, y de la misma manera, han de ser adaptadas a los recursos y características de los Territorios.

¿ Qué opinas de todo ello?

Que los avances médicos y científicos del siglo la evolución socio-económica han transformado, notablemente, nuestra sociedad occidental. Se ha logrado alargar la esperanza de vida de los ciudadanos. A veces este aumento de vida en años nos deja en situaciones de dependencia. Vivimos más años, sí, pero ¿en qué condiciones? De esta pregunta y ante la propia evidencia de la situación, el Estado ha tenido que actuar y tomar medidas eficaces para seguir garantizando el llamado Estado del Bienestar y la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, igualdad en torno a las prestaciones y servicios ya existentes y aplicables por las Comunidades Autónomas ; puesto que la Ley marca cuales son, exactamente, esas prestaciones y servicios, uno de sus principales objetivos es ubicarlos en la misma red; creando un Sistema de Dependencia ( Red del Sistema de Dependencia) eficiente , eficaz y justa socialmente hablando. Su carácter homogeneizador, pues, traerá consigo la tendencia hacia la verdadera igualad entre ciudadanos de distintos territorios que integran España: “ Todos somos iguales ante la Ley” eso debería ser un faro-guía. No puede haber ciudadanos de primera y segunda clase.

Por tanto, es imprescindible la colaboración entre Instituciones públicas, prioritariamente, y privadas ( como la Iglesia, las fundaciones sin ánimo de lucro, las ONGs, etc). Hay que buscar la cooperación entre esas Instituciones de diferente carácter ( público / privado) para adaptarse a las necesidades de la sociedad, sin olvidar que las leyes, decretos y procedimientos están al servicio de la gente y del interés común. Exclusivamente con la Ley no se conseguirá una eficaz y efectiva protección de la dependencia; para que la fuerza de la Ley sea real, el compromiso tiene que estar en la voluntad de los legisladores, en la voluntad de los políticos, en la voluntad de los jueces , en la voluntad, en definitiva, de las Instituciones y en las conciencias de los ciudadanos “ en la voluntad colectiva de la sociedad, en el proyecto hacia el bienestar común”

Introducción a otras Instituciones y ONGs.-

(Nota : parto de la base de que “El cumplimiento de la ética, debe ser igual en instituciones privadas, como en instituciones públicas”)

Definición de Institución :

Según el diccionario:

1. f. Fundación o establecimiento de algo:
principios de institución de una organización.
2. Lo que se ha instituido o fundado:
institución privada.
3. Organismo que desempeña una función de interés público, especialmente educativa o benéfica:
institución de ayuda al drogodependiente.
4. Cada una de las organizaciones fundamentales de un Estado:
institución monárquica.
5. ser alguien una institución loc. Gozar de gran prestigio dentro de un grupo social:
su familia es toda una institución en el mundo de la moda.

Según la sociología y la ética:

Una institución es una cosa establecida o fundada. Se trata de un organismo que cumple con una función de interés público. Según el contexto , en algunos casos, Institución puede utilizarse como sinónimo de Instituto, Organización o Entidad.
Ejemplos : “El obispo llamó a colaborar con las instituciones benéficas para ayudar a quienes más lo necesitan”, “Una institución educativa de la ciudad convocó a un concurso de escritura”, “El funcionario visitó una institución cultural y prometió la entrega de un subsidio”.

La institución, de todas formas, no siempre es un lugar físico. Las normas de conducta y las costumbres que rigen una sociedad también se consideran instituciones. En este sentido, una institución es una estructura del orden social que rige el funcionamiento de una sociedad. Hacer una reverencia a modo de saludo o persignarse al ingresar a una iglesia son instituciones sociales ( La Iglesia, Caritas, ONGs, Fundaciones, Voluntariado, familia etc)
Otro uso del término está vinculado a la persona que merece especial respeto o consideración por sus valores morales, intelectuales, etc. ( Ejemplo: Cervantes, el genial literato, es toda una institución en la literatura española) .

Las instituciones políticas, por último, hacen referencia a las organizaciones fundamentales de un Estado o nación. Estas instituciones son los órganos del poder soberano en el territorio en cuestión.

Definición de ONG:

ONG es la sigla de Organización No Gubernamental. Se trata de entidades de iniciativa social y fines humanitarios, que son independientes de la administración pública y que no tienen afán de lucro (afán economicista o de enriquecimiento).

Una ONG puede tener diversas formas jurídicas: Asociación, Fundación, Cooperativa, etc. Lo importante es que nunca buscan las ganancias económicas, sino que son entidades de la sociedad civil que se basan en el voluntariado y que intentan mejorar algún aspecto de la sociedad.

Las ONG suelen financiarse a través de la colaboración de los ciudadanos, y de aportaciones estatales y de la generación propia de ingresos (mediante la venta de artesanía, objetos , organización de eventos, etc). Parte de sus recursos pueden destinarse a la contratación de empleados a tiempo completo (es decir, que no trabajan de manera voluntaria sino que tienen un salario por dedicarse exclusivamente a las tareas de la organización).

El campo de acción de una ONG puede ser local, nacional o internacional. La asistencia sanitaria, la protección del medio ambiente, el fomento del desarrollo económico, la promoción de la educación y llevar tecnología a países subdesarrollados, etc son sólo algunos de los asuntos que incumben a este tipo de organizaciones.

La Carta de las Naciones Unidas (ONU) ya reconocía, en 1945, la importancia de las ONG en diversas temáticas. Es importante tener en cuenta, de todas formas, que las ONG no pretenden reemplazar al Estado o a los Organismos Internacionales, sino que intentan complementar sus funciones y en estos tiempos de crisis que vivimos se hacen más necesarios que nunca.

La Cruz Roja, fundada en 1863, es una de las ONG más antiguas del mundo. Otras ONG importantes son Greenpeace , Medicos sin fronteras, IntermonOxfam, Save the Children , etc.

Reflexión: Todas las Instituciones tanto públicas como privadas son fundamentales en estos tiempos de crisis que vivimos para hacer un mundo más justo, más igualitario, más fraternal y equitativo , donde la libertad y la democracia no sean simples conceptos. La legislación es fundamental para un Estado, inclusive para desarrollar el Estado del Bienestar, pero la ética individual y colectiva es igual de esencial para poder lograr una sociedad que fomente los valores humanos y defienda los derechos humanos.

Hace unos años, siendo más pequeña, hice un trabajo, junto con otras dos compañeras, sobre los ancianos de la Residencia de Cantillana. Ahora, con la distancia justa y la perspectiva que me han dado estos años, me doy cuenta de que muchos de aquellos ancianos no querían estar allí. Que no habían tenido libertad para elegir ni habían sido escuchados por hijos y familiares. Quizá estos pensaran que estaban haciendo lo correcto y lo mejor para sus mayores, que en la residencia estarían estupendamente atendidos y dispusieran de todos los servicios necesarios las 24 horas del día. Pero en realidad, y según lo veo, estaban anteponiendo su voluntad a la de sus mayores, que preferían , la mayoría, terminar sus días en los que habían sido sus hogares, contando con alguna ayuda especializada para esas tareas que por su edad o limitaciones determinadas por enfermedades no podrían realizar . Es lo que ahora venimos a llamar Ayuda a la Dependencia.
Me doy cuenta de que no siempre vamos intentando lograr lo mejor para esas personas que han luchado tanto y lo han dado todo por sus familias. Esta sociedad materialista nos hace buscar lo más fácil para nosotros, lo más cómodo. Así terminamos construyendo sociedades que no garantizan el libre albedrío de sus ciudadanos , ni sus verdaderas necesidades físicas y psicológicas. La justicia es un valor esencial y promover la justicia , según las propias competencias y responsabilidades, es un compromiso que todos deberíamos adquirir; un compromiso que se nos debería inculcar desde pequeños , pues la justicia es la única garante de nuestra libertad, tengamos 15 , 18 , 50, 70 …años. La justicia social es la única garante de lo que realmente es bueno y autentico para todos y para nuestros ciudadanos “dependientes” en especial. Si sabemos cultivar el gusto por la justicia y la verdad, aún cuando esto pueda conllevar sacrificios y esfuerzos adicionales, estaremos construyendo una sociedad más justa, un mundo mejor en el que los ideales estén siempre en tensión con lo circunstancial, con el relativismo, etc. La ley por otra parte es una garantía de protección para esos colectivos dependientes, pues si tenemos que apoyarnos, exclusivamente, en la buena voluntad de los hombres terminaremos decepcionados y en manos de la tristeza, la soledad, la frustración, el desanimo, la apatía…Si nos apoyamos exclusivamente en la buena voluntad de los hombres, estaremos enmascarando nuestro no querer hacer o dejar hacer a los otros, sería como cerrar los ojos o mirar a otro lado ante las injusticias. Si sabemos escuchar a esos colectivos dependientes sabremos lo que realmente quieren y necesitan. La vida nos embarca a menudo en cosas que no queremos o no nos apetece hacer, pero también nos da la oportunidad de hacer lo correcto y nos ofrece recursos, legales o netamente civiles , públicos o privados para luchar por un mundo mejor.

Eva Registered & Protected

Anuncios

From → Trabajos IES

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: