Skip to content
Tags

Llueve

noviembre 21, 2011

 

              

Hoy he visto a la ciudad dormida entre las brumas.

La noche ocultaba  entre sus calles

cualquier rastro de ternura

La luz  brillaba tendida y plana, casi imaginaria,

sobre las  marquesinas  sevillanas.

Como árboles de bronce las farolas, palpando el cielo,

 se elevaban resignadas.

Ya sabes, el mundo es un sueño que se va ocultando

entre penumbras  quietas y cansadas.

Sobre el asfalto algunos charcos

que no nos dejan de mirar

gimen salpicados de turbia suciedad,.

En el parterre desolado, más abierto que profundo,

aún perdura mudo el aroma de  la rosa por cortar

y el  olor invisible de las cosas abstractas y arraigadas.

Evoco el color de aquellos días de verano

entre  bicicletas , madreselvas y  jazmines.

Recuerdo la belleza inocente de tus manos

y el sonido  indeciso del suspiro,

que en el pecho se agita, apacentando el alma,

plena de tremor, en la hora del olvido.

Hendido al viento, altivo como el viejo olivar,

el corazón, y su lagrima sincera, se adormece

y se quiebra como un simple pétalo de cristal.

¡ Ahora recuerdo, no tengo duda,

hay  amores raros como plantas sin raíces!

¡Ahora recuerdo, no tengo duda,

hay  sentimientos aparentes como una flor

hecha de  nieve!

Eva  Registered & Protected

Anuncios

From → Poesía

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: